Es imposible no creer que existe una criatura gigantesca en las profundidades de las aguas del paisaje victoriano que presenta la serie «The Essex Serpent» tras ver cómo una forma sumergida avanza a gran velocidad hacia una joven en la primera escena. No nos enseñan más, pero imaginamos la bestia acuática emergiendo a la superficie amenazadora. Una serpiente sería muy posible. Una criatura mitológica gigantesca que se abalanza sobre ella, dejándole sin ninguna otra opción que encogerse mientras la engulle la criatura. Esa misma imagen es la que alimentará los miedos de los habitantes de la zona y capturará la imaginación de los visitantes al pueblo, atraídos por el misterio de la serpiente gigante. El mismo misterio con el que la serie, que se ha estrenado recientemente en Apple TV+, atrae a los espectadores. También es lo que obsesiona al personaje que interpreta Claire Danes, en su regreso televisivo después del final de «Homeland«, que nos presentan como una mujer que empieza una nueva vida tras la muerte de un marido maltratador, tal y como irán desvelando a través de flashbacks. Liberada tras enterrarlo, decide dar rienda suelta a su pasión por las ciencias naturales, lo que la lleva a abandonar Londres por un tiempo y cambiarla por Essex y su misterio de la serpiente gigante.

Este punto de partida entraña un problema de entrada difícil de gestionar, pues el espectador, como la protagonista, se está preguntando si la serpiente es real o no. Al captar su atención a través de este misterio es difícil luego sacarlo de él y llevar su interés a otros territorios, que es lo que pretende la serie, tal y como en su día pretendió la novela en la que se basa, escrita por la británica Sarah Perry. En realidad lo que «The Essex Serpent» busca es un enfrentamiento entre ciencia y fe que va a acabar evolucionando en una historia romántica apasionada entre el personaje de Claire Danes, decidida a demostrar a través de la ciencia que la serpiente existe, y el personaje que interpreta la otra estrella de la serie, Tom Hiddleston, que interpreta al cura local que opina que el misterio de la serpiente no es más que una superstición. Situados en polos opuestos en relación al misterio central y en consecuencia destinados a sentirse atraídos, los dos personajes se enfrentan en un duelo científico-religioso a través de diálogos en los que se puede notar la ebullición de otras pasiones que van a acabar emergiendo a la superficie cuando las tensiones del pueblo alcancen un cénit insostenible.

‘The Essex Serpent’.

A pesar de que, originalmente, era Keira Knightley la que debía haber protagonizado esta serie, Claire Danes es la actriz perfecta para esta historia. La pasión que pone en el personaje contrasta a la perfección con las reservas de él, generando una atracción que acaba resultando a largo plazo en interpretaciones enardecidas que la naturaleza salvaje del entorno enfatiza. Tiene una estética gótica que hace pensar en “Cumbres Borrascosas” pero con una criatura mitológica que se erige como una presencia amenazadora constante, un personaje invisible que se funde con el paisaje. El problema acaba siendo, precisamente, este misterio. Acaba siendo muy evidente, en el tramo final de la historia, que «The Essex Serpent» lo ha estado usando como excusa. Si bien es cierto que se acaba desvelando lo que está ocurriendo, y así se recompensa al espectador más interesado en la porción misteriosa de la serie, la manera de cerrar la trama denota un desinterés demasiado grande. Es muy difícil evitar la sensación de que el misterio de la serpiente ha sido sólo un instrumento para atraer al espectador a la historia. Por contra, la porción romántica de la historia está mucho más trabajada y su final es mucho más satisfactorio, de manera que como serie de misterio, que es cómo se presenta al inicio, podríamos decir que es decepcionante. Sin embargo, y pasado este aviso a navegantes, se puede recomendar como una serie sobre una relación pasional interpretada por dos actores excelentes que gustará sobre todo a los aficionados al drama de época.

Toni de la Torre
Toni de la Torre. Crítico de series de televisión. Trabaja en ‘El Matí de Catalunya Ràdio’, El Temps, Què fem, Ara Criatures, Sàpiens y colabora en el programa ‘Tot es mou’ de TV3. Ha escrito libros sobre series de televisión. Profesor en la escuela de guion Showrunners BCN, le gusta dar conferencias sobre series. Destaca el Premi Bloc Catalunya 2014.