Esta comedia de HBO Max repasa la historia de la primera revista erótica femenina

En California, a principios de los setenta, ningún editor quería arriesgarse a publicar la revista feminista ‘El despertar del matriarcado’, el proyecto más personal de Joyce Prigger (Ophelia Lovibond), una joven periodista que llevaba años soñando con llevar los nuevos movimientos de liberación de la mujer al papel. Aunque en realidad, sí hay un genio loco que estaba dispuesto a apostar por su idea; Doug Renetti (Jake Johnson), el dueño de un imperio editorial del porno, que solo le exigió que las páginas centrales estuvieran  ocupadas por explícitos desnudos masculinos para conquistar al público femenino. Así nace ‘Minx’, la revista que da nombre a la disparatada y reflexiva comedia de HBO Max, cuya primera temporada ya está disponible al completo.

Aunque no es apta para los espectadores más puritanos -incluye más desnudos masculinos integrales que ninguna otra serie actual-, ‘Minx’ es sorprendente, entrañable y más profunda de lo que reza su sinopsis. Su extraña pareja protagonista, condenada a entenderse en su camino al éxito, está a prueba de estereotipos y prejuicios, pero llena de contradicciones: ni ella es solo una feminista idealista, culta y adinerada que sueña con el Pulitzer, ni él es un misógino magnate del porno al que solo le importa salvar su negocio.

Ophelia Lovibond y Jake Johnson en ‘Minx’. HBO Max

Aún mejores son los personajes secundarios, el alma valiente de la redacción de ‘Minx’: Tina (Idara Victor), la secretaria que dirige de facto la editorial, Bambi (Jessica Lowe), una modelo y actriz de cine para adultos que empieza a replantearse los guiones que le llegan gracias a las enseñanzas feministas de Joyce; y Ritchie (Oscar Montoya), el fotógrafo homosexual con miedo a no ser aceptado fuera de su entorno. Mención aparte merece Shelly (Lennon Parham), hermana de Joyce, una ama de casa más moderna de lo que aparenta con un don para crear titulares.

De fondo, y aunque la serie dirigida por Rachel Lee Goldenberg está ambientada en los setenta, se tratan temas tan actuales como la igualdad salarial, el aborto o la inseguridad que sienten muchas chicas cuando van solas por la calle y se plantean muchos dilemas que bien podrían pertenecer al 2022: ¿el porno para mujeres cosifica también al hombre o empodera a la mujer? ¿Es el erotismo el gancho más adecuado para tratar temas importantes de la agenda feminista? ¿Por qué tiene que sentirse avergonzada por su deseo sexual?

‘Minx’

Ecos en la realidad

Pese a que ‘Minx’ nunca existió en realidad, la creadora de la serie, la guionista Ellen Rapoport (‘Atrapa ese email‘), cuenta que se inspiró en la historia de ‘Viva Magazine’ y ‘Playgirl’, que mezclaron erotismo y revolucionarias lecturas feministas. Ambas, por cierto, encontraron también su nicho entre el público gay.

Por el momento, los primeros pasos de ‘Minx’ se recogen en diez capítulos de media hora que saben a poco, aunque ofrecen mucho: diálogos irónicos y divertidos, una producción muy cuidada y sin complejos y un amplio abanico de formas de entender la lucha por la igualdad y la libertad sexual, sin imposiciones.

Helena Cortés
Helena Cortés. Periodista (de las de vocación) y comunicadora audiovisual, es la chica de la tele en ABC y ABC Play. Analizaba series y programas en ‘Non Stop People’ (Movistar+) y Cope y ahora puedes escucharla en ‘Las cinco letras’ de ‘El enfoque’ de Onda Madrid. Aprende y enseña Periodismo en la Universidad Carlos III.