Si la memoria es una carretera que puede recorrer nuestra mente, tirando hacia delante y hacia atrás en el tiempo, el protagonista de “The Tourist” está a punto de salirse de esta carretera. Literal y metafóricamente. Su coche va a dar vueltas de campana hasta quedar en medio de la nada en los outbacks australianos. El rostro de Jamie Dornan, protagonista de esta nueva serie estrenada recientemente en HBO Max, reposando, inconsciente y ensangrentado, sobre el volante. No ha sido un accidente, claro. Porque si no esto no sería un thriller. Ha sido un camión enorme el que ha estado asediando al protagonista e iniciando una persecución salvaje que ha acabado con el coche arrollado. No vemos en ningún momento al camionero, cuya identidad es un enigma. De esta manera, la serie arranca las primeras páginas del guion de “El diablo en la carretera” de Richard Matheson, y que Steven Spielberg llevó a la televisión en 1971 y las usa sin pudor como el punto de partida de una historia que juega con las identidades de los personajes. No sólo la del camionero asesino: cuando el protagonista despierta en un hospital descubre que sufre amnesia y no sabe quién es.

Ni sabe cómo se llama, ni qué hace allí. Ni siquiera recuerda el accidente. Se ha convertido en una página en blanco. Lo que pronto va a descubrir es que alguien quiere matarlo. De esta manera, “The Tourist” es diáfana en sus intenciones: en los próximos episodios vamos a seguir a este personaje y su periplo para recuperar la memoria, rellenando los huecos de unos recuerdos que le aparecen como flashes, al mismo tiempo que procura que los que le quieren muerto no terminen el trabajo. Es un tipo de trama que ya hemos visto en muchas ocasiones y está lejos de ser original. Sin embargo, el tratamiento de esta historia que hace “The Tourist” es singular, empezando con la galería de personajes extravagantes que el protagonista se encuentra en los outbacks australianos y por un sentido del humor negro que la acerca a “Fargo”. Cambiad los paisajes nevados por desiertos polvorientos y dejad espacio para escenas cotidianas que se mezclan con el thriller y os haréis una idea de lo que os espera en esta serie que tiene más personalidad de la que aparenta.

Jamie Dornan y Danielle Macdonald. ‘The Tourist’,

Jamie Dornan se mueve fácilmente en los dos registros que exige la serie, del thriller a la comedia. Algunos de los actores que lo acompañan tienen como punto fuerte esta flexibilidad, como Damon Herriman (“Quarry”) o Ólafur Darri Ólafsson (“The Minister”), dos actores que interpretan a menudo personajes excéntricos y se nota que disfrutan de ello, especialmente el islandés. Otros miembros del reparto ofrecen interpretaciones más convencionales, como Danielle Macdonald (“Creedme”), que interpreta a la detective que sigue el caso del protagonista y que no acaba de encajar con el resto. Sin embargo, la relación entre ambos acaba siendo una pieza clave para mantener con los pies en el suelo una serie cuyo misterio se enreda excesivamente en tramas rocambolescas teniendo en cuenta lo simple del punto de partida. A través de este tándem la serie logra regresar al tema de la identidad y conducir el coche de vuelta a la carretera.

Toni de la Torre. Crítico de series de televisión. Trabaja en ‘El Matí de Catalunya Ràdio’, El Temps, Què fem, Ara Criatures, Sàpiens y colabora en el programa ‘Tot es mou’ de TV3. Ha escrito libros sobre series de televisión. Profesor en la escuela de guion Showrunners BCN, le gusta dar conferencias sobre series. Destaca el Premi Bloc Catalunya 2014.