¿Cuál es la mejor película de la edición de los Oscar de este año? Pep Prieto hace un repaso de los puntos fuertes y los puntos débiles de las 10 nominadas.

Belfast

¿Por qué podría ganar? Tiene el perfil de película “pequeña” que se hace grande gracias al público y su apuesta trata un momento histórico muy convulso sin perder la sonrisa. Además Branagh es de aquellos autores que ha abrazado la industria de Hollywood y tarde o temprano acabarán recompensándole.

¿Por qué podría perder? Es la típica propuesta que aspira a todo y acaba no ganando nada, entre otras cosas porque las nominaciones en sí ya parecen suficiente premio.

CODA

¿Por qué podría ganar? Nadie se la esperaba en esta lista, y eso le da un aire de “tapada” que se refuerza aún más si la ves en el cine y ves la reacción de los espectadores. Es emotiva, divertida y visibiliza un tema (en este caso, la sordera) que puede ablandar mucho a los académicos.

¿Por qué podría perder? De nuevo, la mera candidatura ya es un premio, porque habrá ayudado a su trayectoria comercial. Y tampoco está transcendiendo tanto como para que dé la sorpresa.

No mires arriba

¿Por qué podría ganar? Es la película que mejor resume el mundo que nos está quedando y, por lo tanto, se la puede premiar como acto de militancia. Ha sido uno de los títulos más comentados en las redes y, en una edición donde se han querido abrir al mundo virtual esto puede tener premio.

¿Por qué podría perder? Su evidente mala leche le puede jugar a la contra, porque a fin de cuentas una cosa es aplaudir una bofetada y otra muy diferente es darle un premio a quien te la propina.

Drive My Car

¿Por qué podría ganar? Por el efecto “Parásitos”, puesto que es evidente que la trayectoria de esta espléndida película japonesa es casi idéntica. Hay unanimidad en todo el mundo sobre su calidad y nadie duda de que es una de las propuestas más arriesgadas del año.

¿Por qué podría perder? El precedente de “Parásitos” puede restarle fuerza porque puede haber quien no quiera repetir la historia. Además llega a la gala con el fenómeno un pelín desinflado.

Dune

¿Por qué podría ganar? Es la obra más monumental del año y un desfile de algunos de los nombres mejor valorados por la industria. Y de vez en cuando la Academia despierta y pierde ese miedo ancestral a premiar películas de ciencia ficción que, como es el caso, han funcionado muy bien en taquilla.

¿Por qué podría perder? Es la segura triunfadora de las categorías más técnicas y de banda sonora, y por tanto los académicos pueden considerar que ya es suficiente mención para una obra de este género.

El método Williams

¿Por qué podría ganar? Es otra película que lo tiene todo para ganar: una historia real, una crónica de autosuperación, buenos personajes femeninos y un actor que está arrasando en todas las entregas de premios. Además de ser mejor film de lo que se está diciendo.

¿Por qué podría perder? Ha sido un fracaso de taquilla en casi todas partes, y un Oscar a Will Smith puede ser considerado una recompensa más que suficiente.

Licorice Pizza

¿Por qué podría ganar? Es una de las mejores películas del año, su mirada generacional no para de ganar adeptos y es obra de un autor que ha estado demasiadas veces olvidado en los Oscar. Si hay un título de Paul Thomas Anderson que pueda ganar, ese es este.

¿Por qué podría perder? Más que por motivos propios o manías de la academia, si pierde será por exceso de competencia.

El poder del perro

¿Por qué podría ganar? Es la primera en todas las quinielas, ya ha recogido un buen puñado de reconocimientos y es obra de una directora, Jane Campion, que está en la órbita de la academia desde “El piano”. Sin olvidar que trata temas muy actuales que prestigian cualquier gala de premios.

¿Por qué podría perder? Solo le podría ir a la contra llevar el sello de Netflix, pero algún día se tiene que romper el molde y esta tiene todos los números para hacerlo.

West Side Story

¿Por qué podría ganar? En condiciones normales, podría haber sido la gran vencedora de la noche: es una puesta al día de un clásico indiscutible, apela al Hollywood más deslumbrante y viene firmada por uno de los grandes cineastas de todos los tiempos.

¿Por qué podría perder? Ha sido un fracaso estrepitoso, y pocas veces los Oscar han premiado proyectos castigados por el público. Ahora bien, no se tiene que descartar que Steven Spielberg lo gane.

El callejón de las almas perdidas

¿Por qué podría ganar? A pesar de que es un film muy sugestivo, su presencia en esta lista no deja de ser sorprendente. Seguramente se debe a que Guillermo del Toro es un nombre muy apreciado en Hollywood, que ya le premió “La forma del agua”.

¿Por qué podría perder? Lo tiene casi todo en contra: una carrera comercial fallida, una crítica dividida y la sensación de que ni sus propios responsables esperaban ninguna nominación.

Pep Prieto. Periodista y escritor. Crítico de series en ‘El Món a RAC1’ y en el programa ‘Àrtic’ de Betevé. Autor del ensayo ‘Al filo del mañana’, sobre cine de viajes en el tiempo, y de ‘Poder absoluto’, sobre cine y política.