Es fácil perderse con las cifras. Si les digo que se calcula que actualmente hay 1,6 millones de estadounidenses que tienen algún tipo de trastorno relacionado con los opioides, o si les digo que 50.000 muertes por sobredosis estuvieron relacionadas con el consumo de opioides (cifras del 2019 en Estados Unidos) seguramente verán muy claro por qué los opioides han sido declarados un problema de salud pública. Y por qué se habla de crisis. Pero es cuando las cifras se convierten en historias personales que el impacto de lo que supone esta epidemia te sacude de arriba a abajo. Esto es lo que consigue ‘Dopesick’, que se ambienta en un pequeño pueblo de gente humilde, trabajadores en su mayoría, muchos dedicados a la minería. Ellos fueron el «target» perfecto para el lanzamiento del opioide OxyContin: muchos acarreaban dolores crónicos debido a su trabajo y condiciones de vida, y el fármaco prometió solucionarlos de forma eficaz.

Así que cuando su doctor, en el que tienen una gran confianza, se lo receta, no dudan en darle una oportunidad sin sospechar los problemas que va a conllevar. El primero que no sospecha nada es el propio doctor, interpretado por Michael Keaton. Como muchos otros médicos del país, inicialmente sospecha que pueda existir un fármaco que pueda tratar el dolor crónico, pero acaba siendo convencido por el discurso de un comercial, especialmente por la promesa de que sólo presenta problemas de adicción en un 1% de los pacientes. Y como este comercial, centenares de ellos. Un ejército de ellos, dispuestos a convencer a miles de doctores para introducir el OxyContin a base de doblar su escepticismo con una afirmación que resultó ser falsa.

‘Dopesick’ alterna la historia de este doctor interpretado por Michael Keaton y de sus pacientes (es decir, las tramas en las que el espectador pone nombres al dolor provocado por el OxyContin) con la trama ambientada en la farmacéutica Purdue, donde se pone en marcha un plan para introducir el OxyContin en puntos estratégicos de Estados Unidos con el objetivo de convertirlo en una «droga blockbuster». El éxito comercial está reñido en este caso con la verdad, así que la miniserie se pregunta: ¿sabían los responsables del OxyContin que estaban mintiendo cuando afirmaban que no producía adicción?

Sobre esta pregunta se teje una acusación que lleva a la miniserie a ir adelante y atrás en el tiempo, desde el momento en el que la familia Sackler decidió comercializar el OxyContin hasta el momento en el que ya es obvio el efecto que ha tenido en los pacientes. Por el camino se muestra también la reacción de las autoridades y la dificultad de convertir en un caso la epidemia en desarrollo. Aunque sea a distancia, porque casi no coinciden, la miniserie contrapone los compases morales de los dos pilares de la historia: el carácter ambicioso de Richard Sackler, interpretado por Michael Stuhlbarg (‘Boardwalk Empire’) y los remordimientos del doctor Finnix, que sufre al ver a buenas personas consumidas por la droga y que está interpretado por un Michael Keaton magnífico que lleva el peso dramático de toda la miniserie.

El actor, que no suele protagonizar series de televisión (en su día dijo que no a ser el protagonista de ‘Lost’ y luego sólo le hemos visto en proyectos cortos como ‘The Company’) tuvo motivos personales para decir que sí a este papel, pues su sobrino falleció en 2017 a causa de una sobredosis en la que estaba involucrado el opioide fentanil. Es lógico entonces que se interesara en protagonizar ‘Dopesick’, que es la primera serie de televisión que toma la crisis de los opioides como el tema principal, aunque no ha sido la primera en tratarlo. La última temporada de ‘Goliath’, el drama legal que protagoniza Billy Bob Thornton, aborda el mismo tema. La vocación de denuncia es similar en ambas, pero en ‘Dopesick’, que se basa en el libro homónimo ‘Dopesick: Dealers, Doctors and the Drug Company that Addicted America’ de Beth Macy, hay también la voluntad de ser muy minucioso a la hora de trazar el origen de la epidemia y de extraer una lección sobre ello. Si le dan una oportunidad a ‘Dopesick’, estrenada en Disney+, descubrirán que es una de las mejores ficciones sobre hechos reales estrenadas este año.

Toni de la Torre. Crítico de series de televisión. Trabaja en ‘El Matí de Catalunya Ràdio’, El Temps, Què fem, Ara Criatures, Sàpiens y colabora en el programa ‘Tot es mou’ de TV3. Ha escrito libros sobre series de televisión. Profesor en la escuela de guion Showrunners BCN, le gusta dar conferencias sobre series. Destaca el Premi Bloc Catalunya 2014.