Cuando crees que, después de ocho películas, es imposible superarse, van y lo hacen. ‘Fast and Furious 9‘ es la locura máxima. Hemos visto coches volar por los aires decenas de veces, explosiones, acciones en las que nosotros, seres humanos normales y corrientes, moriríamos seguro, y los protagonistas, en cambio, no se llevan ni un rasguño (alguien de maquillaje podría, al menos, ensuciarles un poco la ropa, ¿no?). Saltan por los aires, los coches reciben vueltas de campana que dejarían cadáver a cualquiera, pero nada puede con ellos. Ni siquiera el espacio. Son prácticamente inmortales, como se desprende de uno de los diálogos más cómicos de la película, en el que el actor Tyrese Gibson y el rapero Ludacris se preguntan cómo es que salen vivos de tanta locura. Nosotros nos hacemos la misma pregunta.

Y es que la secuencia espacial es inolvidable. En todos los sentidos. No tienen suficiente con atravesar, literalmente, un campo de minas (de la que, oh sorpresa, salen ilesos), cruzar un puente de madera que se destruye a su paso, saltar al vacío y que un avión coja el coche al vuelo… necesitan subir allí arriba y ver la Tierra tal y como la visualiza un satélite. Curiosamente, justo la semana en que el multimillonario británico Richard Branson ha hecho el primer viaje turístico espacial. Hasta el nombre de la compañía de Branson, Virgin Galactic, sale en el film. Un coche atado a un cohete es capaz de llegar al espacio y mantenerse ahí un buen rato, con dos personas en su interior que llevan trajes de buzo, chocar contra un satélite y salir impolutos. ¿Qué opinará la ciencia al respecto?

Pero que nadie se lleve las manos a la cabeza. Ya sabemos lo que vamos a ver. Cuando entramos en un cine a ver cualquier película de la saga, nadie espera diálogos eruditos o una trama que le haga pensar y llevarse un aprendizaje a casa. Busca evadirse, desconectar, ver mucha acción, velocidad, fuego… lo imposible. ‘Fast and Furious 9‘ es eso. Es localizar el mejor cine, con la mejor resolución de pantalla y sobre todo, el mejor sonido, y disfrutar. Dejarse llevar. Ser tú el que conduces ese coche de infinitos caballos, escuchar el rugido del motor por la ventana y que, si hay que darle la vuelta a un camión, lo hagas, sin mancharte la camiseta. Es pura adrenalina. La trama es lo de menos. Además, suele ser bastante reiterativa: ellos son los buenos y tienen una misión para que los malos no se hagan con el control mundial.

En esta ocasión, viajamos en el tiempo para conocer el pasado de Dominic Toretto (Vin Diesel). Descubrimos qué le pasó a su padre y la relación con su hermano, el luchador profesional John Cena. A través de (quizás demasiados) flashbacks, la película nos ayuda a entender por qué Toretto es cómo es y de dónde le viene esa pasión por las cuatro ruedas. Un paréntesis aquí para decir cómo puede ser que, para representar a Diesel de joven, hayan buscado a alguien que se parece tan poco al actor. Vamos a ver, es que el actor Vinnie Bennett es mulato… ¡y Diesel es blanco! Dentro de las cosas más sonadas que pasan en el montaje, ésta es una de ellas. ¿De verdad nadie del equipo de casting se dio cuenta? Se parecen lo mismo que un huevo a una castaña.

Vin Diesel y John Cena en ‘Fast and Furious 9’. Universal Pictures.

Dirigida por Justin Lin, ‘Fast and Furious 9‘ es, a fecha de hoy, la tercera película más taquillera en lo que llevamos de año. Hace ya meses que arrastramos pocos estrenos espectaculares y a la que nos dan evasión, sobre todo después del bombardeo de noticias sobre la pandemia, nos metemos en el cine a olvidar. Queremos dejar de pensar por un tiempo en lo que pasa ahí fuera: incremento de contagios, restricciones, vacunas… Y como no podemos coger un coche a 200 km por hora y volar, buscamos el surrealismo en la gran pantalla, para que nos aparte de la realidad pandémica que nos está tocando vivir. A ver con qué nos sorprende la entrega número 10. Si ahora han ido al espacio, ¿qué van a hacer la próxima vez? Piensen en lo más loco que se les ocurra. Será eso, y un poco más.

Bárbara Padilla
Bárbara Padilla. Colaboradora en la sección de Series de ‘La Vanguardia’. Redactora y Locutora de Informativos en RAC1. Periodista desde 2007 en el área de Barcelona. Aficionada al cine desde que tiene uso de razón y a las series desde el boom de Netflix.