Sí, ya hemos empezado a hacer listas de lo mejor de 2021. En primer lugar, porque no queremos que se te escape ninguna serie que valga la pena. En segundo lugar, porque la cosecha de este primer trimestre vaticina un gran año. Y necesitamos que 2021 sea un gran año.

1. It’s a Sin (HBO).

Un grupo de amigos homosexuales forman una segunda familia en el Londres de los años 80, en el inicio de la pandemia del SIDA, en este magnífico canto a las ganas de vivir a pesar de la tragedia apuntalado por un reparto de actores jóvenes prometedores y por la maestría de Russell T. Davies que se desliza con habilidad entre emociones muy diferentes.

2. 22 de julio (Filmin).

Esta miniserie noruega sobre los atentados del 22 de julio de 2011 no se centra en el perpetrador, sino en médicos, policías y otros servicios de emergencia, y en las circunstancias en las que trabajaron en plena tragedia nacional, desmontando, en un ejercicio crítico incisivo y audaz, la idea de que Noruega «es el mejor país del mundo».

3. Calls (Apple TV+).

Esta antología de diversas historias de misterio explicadas a través de llamadas ha explotado con gran habilidad el poder de la sugestión y de aquello que no podemos ver. Una adaptación de una serie francesa nos ha causado escalofríos que nos han transportado a “La dimensión desconocida”. Además, su misterio central queda bien cerrado.

4. The Minister (Movistar+).

El islandés Ólafur Darri Ólaffson interpreta a un candidato a la presidencia que hace un anuncio sorprendente y se mete a espectadores y votantes en el bolsillo en esta serie que hace un retrato de la necesidad colectiva de aferrarse a un salvador que regenere un sistema político que percibimos como agotado y en manos de unos pocos.

5. The Serpent (Netflix).

Un perturbador viaje a Tailandia en el que, a través de la historia real del asesino Charles Sobhraj, se desmenuza la vulnerabilidad del turista occidental medio cuando viaja a lugares exóticos en busca de algo que no tiene en su hogar. El ritmo deliberadamente lento nos ha recordado a la última temporada de “Mindhunter” mientras que la estructura en forma de rompecabezas nos ha atrapado sin remedio.

6. Que viene el lobo (Movistar+).

El dilema de un trabajador social que se encuentra con un posible caso de abusos domésticos contra una adolescente y debe decidir quién dice la verdad. Una exploración precisa y detallada de la situación que recorre todos los puntos de vista y enfrenta los derechos individuales contra la potestad del Estado para intervenir. Con un ritmo pausado, muy nórdico, y con el danés Bjarne Henriksen al frente.

7. Laberinto de paz (Filmin).

Miniserie suiza que hace un retrato muy crítico del papel del país tras el final de la Segunda Guerra Mundial. A través de la historia de tres personajes señala las contradicciones de un país que acogió a refugiados de los campos de concentración pero también fue un refugio para nazis desertores, poniendo en duda su supuesta neutralidad.

8. Small Axe (Movistar+).

La antología de Steve McQueen sobre el racismo sufrido por la comunidad afrocaribeña en el Londres de los años 60, 70 y 80 ha destacado por la variedad en el tono y en el estilo, demostrando que el racismo se expresa de muchas maneras y puede desarrollarse en distintos tipos de historias. La joya del grupo es ‘Lovers Rock’, que cuenta una historia de amor en una noche de fiesta sin perder firmeza en la denuncia.

9. Lupin (Netflix).

Entretenimiento palomitero que acierta con la elección del actor Omar Sy, al que el personaje de este aspirante-admirador de Arsène Lupin le va como un guante. Una mezcla de escenarios imposibles que el protagonista resuelve con sus habilidades y temas sociales relacionados con el racismo y las diferencias de clase arraizados en el origen del personaje.

10. WandaVision (Disney+).

La ingeniosa y sorprendente fusión entre sitcoms y superhéroes, bien arraigada y justificada en el momento vital del personaje de Wanda, ha insuflado un necesario aire fresco a las producciones de Marvel. Con sus aciertos y desaciertos, ‘WandaVision’ ha evitado ser genérica y ha desafiado lo que se puede esperar de una serie de superhéroes.

Toni de la Torre. Crítico de series de televisión. Trabaja en ‘El Matí de Catalunya Ràdio’, El Temps, Què fem, Ara Criatures, Sàpiens y colabora en el programa ‘Tot es mou’ de TV3. Ha escrito libros sobre series de televisión. Profesor en la escuela de guion Showrunners BCN, le gusta dar conferencias sobre series. Destaca el Premi Bloc Catalunya 2014.