Crónica de la 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid, por Conxita Casanovas

Terminó la Seminci, la tradicional semana de cine de Valladolid, con nota alta. El certamen, dirigido con energía por Javier Angulo desde hace ya trece años, sacó músculo y estuvo al nivel que corresponde. Prácticamente, si exceptuamos el uso de las mascarillas y las plateas cribadas, no se notó diferencia respecto a anteriores ediciones.

Abrimos con la Coixet siempre risueña y bien acompañada, que presentó «Nieva en Benidorm», cuyo estreno ha quedado tristemente frenado por motivos sanitarios, con la sexy Sarita Choudhury. Repartieron Espigas como panes a personas tan queridas como Julio Medem o Javier Cámara, María Galiana, Gracia Querejeta o Charo López, maravillosamente glosada por Juanma Bajo Ulloa que la ha dirigido en «Baby», una película que, como tantas ahora, espera fecha de estreno. Óliver Laxe dio su clase magistral a pesar del desgarro de retina que le obligó a salir escapado. Y nos sentamos a hablar con los documentalistas que dieron el do de pecho, Laura Hojman hablando de Machado y sus días azules, los jóvenes directores de «Anatomía de un Dandy» que retratan a Paco Umbral (¿quién no recuerda aquel «He venido aquí a hablar de mi libro», ¿verdad?) y Manuel Menchón, que nos dice que Hitler movió sus hilos para que Unamuno no tuviera el premio Nobel. Descubrimientos que hace una siempre en la Seminci, donde hubo tiempo para juntar a los directores de los principales festivales de cine de España y a algunos de los mejores distribuidores de cine independiente para que se conjuraran contra el online que se lo come todo.     

Isabel Coixet. 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Entrando en los premios, una vez más yo voy con el público. «Nowhere Special» de Uberto Pasolini me pareció un prodigio de sensibilidad, una película de padre soltero, con un niño de corta edad, al que debe dejar bien colocado al darlo en adopción porque él está sentenciado por una enfermedad terminal y va a partir de este mundo de manera inminente, todo un canto a la paternidad que pone carne de gallina. De lo mejor visto en esta edición en la que el cine iraní jugaba en otra liga. El jurado, del que formaban parte el productor Antonio Pérez, Emma Suarez y la guionista Alicia Luna, despachó con una mención a la imbatible «There is no evil» que llegaba con el Oso de Oro de Berlín, un misil, potentísimo alegato contra la pena de muerte en cuatro historias encadenadas, ciento cincuenta minutazos que te dejan pegado a la butaca y sin apenas pestañear. Y ahí abrimos hilo y eterno debate sobre si es ético premiar películas premiadas en otros certámenes y nos convertimos en festival de festivales o las dejamos pasar y nos apuntamos a descubrir.

Julio Medem, María Galiana, Gracia Querejeta y Javier Cámara. 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

La película ganadora de nombre interminable, “Preparativos para estar juntos un periodo de tiempo desconocido», de Lili Horvát, o «la húngara» como quedó en abreviado, empieza con una prometedora premisa que nos hace pensar en el mejor Kieslowski, el de «Azul», «Rojo » y «Blanco», pero se pierde en el laberinto de mujer enamoradamente desquiciada que se monta Natasa Stork, la cirujana jefa protagonista, premiada también como mejor actriz. 

Tampoco convence del todo La Espiga de Plata y premio al mejor guion, la cinta palestina «Gaza mon amour», una tosca historia de amor con torpe realización de los Hermanos Nasser a los que muchos bautizaron como los «hijos de Demis Roussos» por su imponente presencia de barbudos Tarzanes. El premio al mejor actor para Shai Avivi por «Here we are» no estaría mal de no existir los protagonistas de «El profesor de persa», los apabullantes Lars Eidinger y Nahuel Pérez Biscayart que se baten en duelo actoral nazi-judío. Al final, todo repartido, aplausos y protestas que quedaron mitigados por la falta de aforo.

Hermanos Nasser. 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Como ya nos pasó un año en San Sebastián con la muerte de Paul Newman, la muerte de Sean Connery ensombreció el palmarés del Festival. El destino me puso en la mano poder hablar del actor escocés con el presidente del jurado, el amable productor y director Peter Beale que lo conoció personalmente y trabajó con él, y alabó la inteligencia del mejor James Bond de la historia.

La Seminci dice adiós con besitos de labios rojo pasión como los de su logo y nos emplaza a volver a vernos del 22 al 29 de noviembre de un ya no tan lejano 2021.

Conxita Casanovas. Periodista especializada en cine, trabaja en RTVE. Acumula mucha experiencia. Ha recorrido los festivales más importantes y ganado importantes premios pero conserva la ilusión y la pasión del primer día. Dirige el programa ‘Va de cine’ que suma ya 37 temporadas en antena en RNE-Ràdio 4 (domingos de 14h a 15h), espacio que tiene una versión en castellano en RNE- Radio 5 (sábados 11.35h) para toda España. Actual directora del BCN Film Fest.