‘Alardea’, producida por K 2000 (THE MEDIAPRO STUDIO) para ETB1, se inspira libremente en el conflicto vasco del Alarde para acabar planteando conflictos universales. Se emite los miércoles a las 22:30h en ETB1 y puede verse también en el servicio ‘a la carta’ de eitb.eus. Hablamos de la serie con su guionista, Virginia Yagüe.

En septiembre de 2019, antes de que la COVID llegara a nuestras vidas, recibí la llamada de Blanca Baena (K-2000) para proponerme contar una historia de ficción, una miniserie basada en la aspiración de las mujeres a participar en el Alarde. La idea no había prosperado de forma satisfactoria en un primer intento y tuve dudas. Supongo que la guionista que hay en mí trató de escapar de un proyecto ya tocado, a la vez que la feminista que también hay en mí ganaba esa particular batalla. Resultado: días después estaba llamando a Blanca para asegurarle que quería escribir esta serie.

Planteé una historia donde pasado y presente se dan la mano, como ocurre con la evolución de la historia del propio Alarde, donde se produce este trasvase de inquietudes y conocimientos entre generaciones. Historias y conflictos que vuelven a brotar después de años. Esa fue la génesis de nuestro trío protagonista: abuela, madre e hija; Edurne, Amaia y June, cuyas vidas se desarrollan en un pueblo ficticio llamado Uriola.

‘Alardea’

A partir de ese momento todo mi empeño se colocó en dejar claro qué era con exactitud lo que queríamos contar a partir de un conflicto matriz del que todo el mundo había oído hablar y que constituía el germen de nuestra historia. Desde un plano incidental, nos encontrábamos ante el relato de una vindicación, en el sentido de reclamo y defensa de un derecho. Se definía de esa manera un recorrido claro que marcaría la división por capítulos: la decisión, los problemas, la rendición y la resolución. Buscamos a partir de ahí un plano dimensional persiguiendo una lectura más íntima y emocional para nuestras protagonistas. Quería colocar un peso específico en el legado que se produce entre madres e hijas, esos mandatos no escritos y heredados que a veces pesan en exceso, determinan nuestras vidas y tienden a repetirse cíclicamente entre generaciones. Desde el átomo hasta una historia universal vinculada con la reclamación de nuevos derechos para las mujeres dentro de una tradición férreamente establecida como es la del Alarde.

La reivindicación de las mujeres para estar presentes en el desfile es un conflicto vigente que sigue repitiéndose cada año. No es algo lejano o anclado en un recuerdo pretérito. Eso sí, sabíamos que las acciones y los personajes debían generar interés específico y alimentar la intriga entre capítulos. La búsqueda debía situarse en un enfoque desde un plano emocional y a la vez realista que nos permitiera agrandar la historia y dimensionarla acertadamente. Necesitaba que la decisión de Amaia se convirtiera en un obús que impactara directamente en su epicentro generando consecuencias imprevisibles y marcando las evoluciones de todos los integrantes de la familia protagonista. Su decisión no sólo reconfigura el Alarde de su pueblo sino la realidad de su círculo inmediato haciendo que nada vuelva a ser igual.

‘Alardea’

Agradezco a mi equipo de guion, Pablo Tobías y Arantxa Cuesta, su implicación, pero sobre todo reconozco la labor de Pedro Fuentes que fue un compañero indispensable de inicio a fin junto a la propia Blanca Baena, sin cuyo empeño contra viento y marea esta serie no habría visto la luz. También a todo el equipo de realización, con David P. Sañudo a la cabeza. Y por supuesto, a las estupendas intérpretes que se metieron en la piel de las protagonistas: Itziar Ituño, Klara Badiola y Carmen Climent, excepcionalmente acompañadas por Iñigo Aramburu y el resto del elenco.

Hace unos días, tras la emisión del primer capítulo de ‘Alardea’, leí que alguien dijo que era una serie necesaria y que removería nuestras entrañas. Pensé entonces en la cita de Alaine Touraine que encabezaba el libro “Lecciones del camino” de Arantxa Urretabizkaia: “Ante lo que nos afecta de cerca no podemos ser neutrales”. Ojalá tenga nuevas oportunidades para seguir haciendo algo tan necesario y darle la razón a Urretabizkaia. Porque estoy convencida de que la nieve ha empezado a derretirse.

Virginia Yagüe es creadora y guionista de series de televisión entre las que destacan “La Señora”, “14 de abril: La República”, “Amar en tiempos revueltos” o “Prim, el asesinato de la calle del Turco”. En cine, ganó la Biznaga de Oro del Festival de Málaga 2012 por el guion de “Els nens salvatges”, su tercera película después de “Para que no me olvides” y los filmes grupales “En el mundo, a cada rato”, “Ellas son África” y “Yo decido. El tren de la libertad”. Actualmente ultima el guion para la adaptación cinematográfica de la novela de Isaac Rosa, “Feliz final”. En narrativa ha publicado las novelas “El Marqués”, “Alex” y “La última princesa del Pacífico”.