Netflix acaba de estrenar en España la adaptación de la película homónima del director de “Parásitos”

Antes de hacer historia en los Oscar con “Parásitos”, el director coreano Bong Joon-ho ya abordó la lucha de clases desde la ciencia ficción en “Snowpiercer” (2013), una película sobre los últimos supervivientes de un desastre climático, que viajan a bordo de un tren en movimiento perpetuo. Esta claustrofóbica aventura, basada a su vez en la novela gráficaLe Transperceneige”, llega a la televisión convertida en un thriller liderado por Daveed Diggs, Jennifer Connelly y Alison Wright, entre otros. En España, “Snowpiercer: Rompenieves” ya se puede disfrutar a través de Netflix.

Tanto la película como la serie comparten el mismo punto de partida apocalíptico y futurible: nuestro planeta se convierte en un desierto helado a causa del cambio climático. Los últimos humanos, algunos con billetes de primera y otros como polizones, se suben a este arca de Noé sobre raíles gobernado por el visionario Mr. Wilford, donde los ricos viven rodeados de lujo en la parte delantera y los pobres prácticamente mueren de hambre en la cola. Hartos de ser tratados peor que animales, planean su gran revolución.

En “Snowpiercer: Rompenieves”, a esta lucha por la igualdad hay que añadir otro drama: un asesinato que tendrá que investigar el exdetective Andre Layton, al que da vida el músico y actor Daveed Diggs, que no es un líder de los “refugiados” tan carismático como Chris Evans, protagonista de la película. Así, la serie adquiere un tono de thriller que engancha y entretiene pero distrae al espectador de ese espíritu de resistencia y rebeldía que explota con originalidad la cinta.

Lo bueno del viaje seriado de “Snowpiercer” es que permite al espectador conocer mejor el pasado de los supervivientes y sus temores, traumas, esperanzas y vaivenes emocionales. Además, al contar con más metraje, en la ficción televisiva se puede descubrir más a fondo los rincones de la surrealista vida del tren, donde hay de todo menos humanidad. En pantalla grande, la identidad de Mr. Wilford es una incógnita hasta el final, mientras que en la adaptación se descubre al final del primer episodio. Y, además, sorpresa: resulta ser una mujer.

Un recorrido complicado

Si la vida del tren es un equilibrio imposible, la producción de “Snowpiercer: Rompenieves” tampoco ha sido un viaje sencillo. Bajo la producción ejecutiva de Bong Joon-ho, la productora Tomorrow Studios fichó en 2016 al guionista Josh Friedman (“Terminator: Las crónicas de Sarah Connor”) y al director Scott Derrickson (“Doctor Extraño”). Sin embargo, tras grabar el piloto, en 2018, Friedman abandonó la serie por “diferencias creativas” con la cadena (TNT), y Graeme Manson (“Orphan Black”) asumió el papel de “showrunner”. Este cambio provoca también la renuncia del director, al que sustituye James Hawes.

Pese a las complicaciones para echar a andar la serie, “Snowpiercer: Rompenieves” estaba grabando su segunda temporada antes de la pandemia. Además, ficharon al actor Sean Bean (“Juego de Tronos”).

Y pronto, “Parásitos”

Bong Joon-ho también está trabajando con Adam McKay, el creador de la brillante “Sucession”, en la adaptación televisiva de “Parásitos”. La oscarizada película se convertirá en una miniserie de seis episodios que se podrá ver en HBO. Tilda Swinton tendrá un importante papel, y están negociando también la incorporación de Mark Ruffalo.

Helena Cortés. Periodista (de las de vocación) y comunicadora audiovisual, es la chica de la tele en ABC y ABC Play. Analizaba series y programas en Non Stop People (Movistar+) y Cope y ahora puedes escucharla en “Las cinco letras” de “El enfoque” de Onda Madrid. Aprende y enseña Periodismo en la Universidad Carlos III.