Perder o ganar tiempo, todo es tan relativo, más ahora, ¿verdad? Después de haber visto, en Sitges, tantísimas películas de terror o ciencia ficción, con virus, infectados y contagios, ¿qué queréis que os diga? No me gusta nada de nada estar sospechando unos de otros, dentro de un argumento como el que nos mantiene sin salir de casa, en el hogar dulce hogar, condenados al home cinema.

Dicho esto, y todavía perpleja y asustada ante el temor de perder a gente que quiero, yo que soy de sala oscura y difícilmente termino una película en la tele, reflexiono sobre el cine y la vida que en mi caso se confunden y se mezclan desde hace mucho tiempo porque llevo, como la radio, el cine en la piel. 

Pero qué carambas, no desaprovechemos la oportunidad que nos sale al paso de aprender, aprender a hacer las cosas mejor, a velocidad racional, a relacionarnos mejor, a pararnos de vez en cuando para mirarnos en el espejo y ver cómo somos. ¡Ay, cómo me acuerdo de ti, Agnès Varda, cuando nos invitabas, a través de un documental, a mirar nuestras manos de vez en cuando y ser conscientes del paso del tiempo!

No desaprovechemos la oportunidad que nos sale al paso de aprender, aprender a hacer las cosas mejor, a velocidad racional, a relacionarnos mejor

Y me pregunto, tantos años de estudiar y practicar periodismo para acabar sintiéndome un astronauta, pasando partes a otras casas y personas del mundo exterior, como Matt Damon en “Marte” o haciendo ejercicio para no perder la forma y tachando los días que faltan para salir en el calendario, como tantos presos de ilustres  películas carcelarias. 

Aquí nos encontramos. Y yo que no me he cogido la baja en casi cuarenta años de radio, me veo obligada a parar el clásico “Va de cine” que emitimos cada domingo en R4 y los sábados en R5, por cuestión de que no hay actualidad para comentar a no ser que se ha caído algún nuevo estreno, rodaje o festival. Menos mal que el verano pasado se nos ocurrió hacer unos musicales más refrescantes que el Martini de James Bond, con bandas sonoras de películas de directores que cuidan sus músicas como si les fuera la vida, Woody Allen, Clint Eastwood, Tarantino y Almodóvar. Pues vamos a sacarlos para levantar la moral de la tropa.

Cartel del BCN Film Fest 2020

Plan B también cuando vemos, con dolor, dejando de autoengañarnos, que el BCN Film Fest no se va a poder hacer en abril. Pues nada, hay que tener recursos y sacamos de la chistera nuevas fechas, del 19 al 26 de junio, con alta probabilidad de que la maravillosa actriz invitada con la que queríamos abrir y cuya carta de compromiso tenemos, siempre supeditada al dichoso coronavirus, pueda acercarse a Barcelona. Si hasta hemos cambiado un santo y los premios Sant Jordi de cinematografía de RNE, con Banderas mejor actor, se celebrarán más cerca de San Juan el 22 de junio.

Cuando el sector salga de su hibernación y unos y otros muevan ficha, recompondremos el puzzle y vuelta a empezar

Os aseguro y os podéis imaginar que ver cómo se cae como un castillo de naipes lo que hemos levantado con tanto esfuerzo y cariño durante tantos meses es tremendo, es para no levantarse de la cama, pero hay que pasar página y cuando el sector salga de su hibernación y unos y otros muevan ficha, recompondremos el puzzle y vuelta a empezar.

He flipado, permitidme la palabra, viendo estos días como reacciona la gente generosa y solidaria, con cinefórums on line, cediendo sus películas por el bien común, las joyas de la Filmoteca, facilitando el acceso libre y gratuito en internet.

Instagram de Sharon Stone / Instagram de Arnold Schwarzenegger

Además, mientras meditamos si nos dejamos definitivamente la cana al aire, no necesitamos el “Hola” de la peluquería porque los famosos nos abren, en Instagram, las puertas de su casa en la que están confinados. Y veo con agrado que a Judy Dench no le falta humor y se disfraza, la serenidad que transmite Sharon Stone desde su estudio donde aprovecha para pintar mientras los fans la animan a presentarse a presidenta, a Hugh Jackman siempre risueño lavándose las manos en su baño, a Matthew McConaughey haciéndose el colega, a Schwarzenegger enseñándonos a los ponys que tiene como mascotas que él es así de original. Me encanta la cabeza fría y paciencia, los ánimos de Antonio Banderas que este año no sale de cofradía pero nos hermana a todos diciendo que un bicho no va a poder con nosotros. Me conmueve el mensaje de Mel Brooks e hijo pidiendo que nos quedemos en casa.

Instagram de Matthew McConaughey / Instagram de Hugh Jackman

De repente todo adquiere otro valor

Y me siento tan sensible, porque de repente todo adquiere otro valor y lloro viendo la nota que han colgado, en el ascensor de casa de mis padres, las vecinas del sexto ofreciendo su ayuda a los demás, como en las mejores feelgood movies. Y mientras me quedo pensando en si este maldito virus no lo habrá inventado una mente diabólica para que las mujeres volvamos a las tareas del hogar, resuenan en mi mente las palabras de un sabio distribuidor que se frota las manos pensando en que quizá de esta crisis salgan nuevas generaciones de cinéfilos, aquellos niños y jóvenes, fíjate tú qué carambola, que no querían saber nada del cine precisamente. La vida te da sorpresas, ya lo sabemos, pero este sí que es un buen giro de guion.  

El corazón me da un brinco cuando veo que alguien se atreve a poner una fecha de estreno o a abrir una inscripción para algún Festival en la otra orilla del año y eso rebaja la tensión de comprobar las profecías de Nostradamus que me llegan por la vía de WhatsApp, que estos días es la carretera más transitada.

Saldremos de esta y seremos más fuertes y volveremos a reírnos juntos en un cine

Importante, si tenéis tiempo libre para, entre álbumes de fotos, buscar y rebuscar películas, mi alma de crítico os recomienda volver a Chaplin que nunca pasa de moda y siempre nos arranca una risa en medio del mayor drama. Los más valientes dispuestos a afrontar una catarsis, podéis coger un “Tren a Busán” lleno de zombies, sin moveros del sofá, ahora que está tan de moda el cine coreano y disfrutar de un potentísimo thriller. Hasta “La trinchera infinita” que está en Filmin, puede aliviaros las penas. Contemplar el cautiverio que vive, escondido en su casa, el protagonista encarnado por Antonio de la Torre, hará que lo nuestro nos parezca un chiste.   

No quiero hablar como un político, pero estoy convencida de que saldremos de esta y seremos más fuertes y volveremos a reírnos juntos en un cine y a proyectar aquello que nos hace felices, como colectivo, sin mirar de reojo al de la butaca de al lado, libremente como siempre hemos hecho. Yo me pongo de meta el 14 de abril en que mamá cumple, no cien, pero sí ochenta años. Y en junio, la gran explosión de buen cine.  

Conxita Casanovas
Periodista especializada en cine,
trabaja en RTVE.  Acumula mucha experiencia. Ha recorrido los más importantes festivales y ganado importantes premios pero conserva la ilusión y la pasión del primer día. 
Dirige el programa VADECINE que suma ya 37 temporadas en antena en RNE-Ràdio4
(domingos de 14 a 15h ), espacio que tiene una versión en castellano en  RNE- R5 
(sábados 11.35 h) para toda  España.
Actual Directora además del BCN Film Fest.