La serie liderada por el veteranísimo actor se puede ver desde el 21 de febrero en Amazon Prime Video

“Esto es más grande de lo que nadie imagina. Están entre nosotros, se comunican y tienen planes para atacar. Es momento de actuar. Bienvenidos a la caza”. Con estas palabras, Al Pacino invita al espectador a sumarse a la persecución de nazis que liderará en “Hunters”, la nueva joya de Amazon Prime Video, que se estrena el 21 de febrero. Los diez episodios de este thriller, ambientado en el Estados Unidos de finales de los setenta, suponen el regreso del oscarizado actor a la ficción seriada después de casi dos décadas, cuando protagonizó “Angels in America”.

Al Pacino, que a sus casi 80 años sigue más que en forma, se mete en la piel de Meyer Offerman, un millonario superviviente del Holocausto que dirige una multicultural banda de sicarios (con causa, a priori) cuyo objetivo es acabar con los nazis que buscan crear un Cuarto Reich en Norteamérica.

En su grupo de “cazadores” hay una espía disfrazada de monja (Kate Mulvany), una experta en cerraduras (Roxy Jones), una pareja madura especializada en el manejo de armas (Saul Rubinek y Carol Kane), un soldado (Joe Torrance) e incluso una estrella de cine con una doble vida (Josh Radnor). A este peculiar grupo de justicieros se sumará su protegido, Jonah Heidelbaum (Logan Lerman), que llega al grupo para vengar el asesinato de su abuela, también superviviente del horror nazi. En paralelo, la agente Millie Morris (Jerrika Hinton) recibirá el encargo de investigar la muerte de una anciana científica de la NASA y también se sumará, desde el lado de la ley, a la búsqueda de los genocidas dispuestos a golpear de nuevo.

La serie atrapa al espectador con una factura impecable, viajes en el tiempo y una trama tan histórica como personal

Pero “Hunters” es mucho más que Al Pacino. Desde la barbacoa “tarantiniana” del primer episodio, dirigido por Alfonso Gómez-Rejón (“American Horror Story”), la serie atrapa al espectador con una factura impecable, viajes en el tiempo y una trama tan histórica como personal. Porque la historia de Jonah es también la de David Weil, creador de la serie, que creció escuchando los terribles relatos de campos de concentración que le contaba su abuela, superviviente de Auschwitz y Bergen-Belsen y “la mayor superheroina” que conoció nunca.

Además de su álbum familiar, Weil también se inspiró en figuras históricas como el cazador de nazis Simon Wiesenthal y los investigadores de la oficina estadounidense de operaciones especiales. También indagaron en la maquiavélica realidad de los campos de concentración (cuesta no retirar la vista de la pantalla al ver torturas como el ajedrez humano) y la operación Paperclip, que llevó a Estados Unidos a centenares de científicos criados en el nazismo.

“Hunters”

Aunque los cazadores no son exactamente héroes, sí hay algo de este género en “Hunters”, más allá de algunas referencias a “Batman”. Y mucha acción e incluso denuncia social, también seña de identidad de uno de sus productores, Jordan Peele (“Déjame salir”): Si cazamos monstruos sin piedad, ¿no corremos el riesgo de convertirnos en uno de ellos? ¿Cómo separar lo salvaje de lo civilizado? ¿Y la venganza de la justicia? ¿Y el bien del mal?

En un contexto actual donde preocupa el crecimiento del antisemitismo, es bueno recordar el mensaje que lanza el equipo de Meyer Offerman: “Otra vez no”. Aunque con “Hunters” pase lo contrario: quieres ver más.


Helena Cortés
Periodista (de las de vocación) y comunicadora audiovisual, es la chica de la tele en ABC y ABC Play. Analizaba series y programas en Non Stop People (Movistar+) y Cope y ahora puedes escucharla en “Las cinco letras” de “El enfoque” de Onda Madrid. Aprende y enseña Periodismo en la Universidad Carlos III.