El servicio de Apple ha debutado en nuestro país con cuatro series originales que destacan por tener nombres conocidos delante y detrás de la cámara. ¿Están a la altura? ¿Vale la pena contratar el servicio?

The Morning Show


Las primeras series de Apple TV+ tienen una buena factura visual y repartos sólidos, producto de una fuerte inversión económica por parte del servicio

“The Morning Show”. Es la apuesta más fuerte. Tiene al frente a Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell. Se trata de una serie que explora las luchas de poder en el seno de un programa de televisión y retratan la hipocresía de este mundo. El detonante es un caso de conducta sexual inapropiada que parte de un problema de perspectiva grave en 2019: las víctimas prácticamente no tienen voz en la serie (excepto el cuarto episodio) y hay demasiados personajes que validan el punto de vista del acosador y cargan contra el movimiento #MeToo. Los actores salvan la papeleta en numerosas ocasiones, mientras que el guion funciona mejor cuando no intenta parecerse a una serie de Aaron Sorkin. A pesar de todo, entretenida.

See

“See”. El argumento inverosímil lastra esta serie sobre una tribu de guerreros ciegos (sí, ciegos) liderados por un Jason Momoa cómodo en su papel de jefazo primitivo a lo Khal Drogo. Una vez dejas de preguntarte si es posible que personas ciegas hagan todo lo que se ve en la serie, esta deja de ser una comedia involuntaria para tener momentos genuinamente intensos. Si superas la estupefacción es incluso posible disfrutar con las batallas, y más de un aficionado a la fantasía épica va a estar encantado con el universo que despliega la serie. No es la mejor obra del guionista Steven Knight, del que se esperaba más después de series como “Peaky Blinders” o “Taboo”.

Dickinson

“Dickinson”. Esta biografía de la poeta Emily Dickinson es intencionadamente anacrónica y basa en ello su atractivo. El personaje, interpretado por Hailee Steinfeld, se mueve y habla como una adolescente de hoy mientras que la banda sonora sacude al espectador con temas de Billie Eilish, Ecca Vandal o la propia Steinfeld. El resultado es mucho menos interesante de lo que la creadora, Alena Smith, parece creer. Porque, más allá del choque entre drama de época y comedia adolescente, la serie no es particularmente divertida ni arriesgada en sus conexiones entre lo que significa ser joven hoy y lo que era en el s. XIX. Puede ser, eso sí, un vehículo para lograr que haya adolescentes que se interesen por la obra de Emily Dickinson.

For All Mankind

“For All Mankind”. En el año del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, esta serie creada por Ronald D. Moore propone la siguiente hipótesis: ¿y si en vez de llegar primero los americanos, lo hubieran hecho los rusos? A pesar de que el punto de partida puede dar juego, los primeros compases de esta historia alternativa reinciden en tramas vistas en otras series sobre la carrera espacial (como “From the Earth to the Moon”). No es hasta el tercer episodio, cuando la serie pone en el centro a un grupo de mujeres astronautas, que la hipótesis arroja un escenario distinto. A pesar de todo, es insuficiente para sostener el interés y nos quedamos con algunas interpretaciones, como la de Sonya Walger, como lo mejor de este proyecto.

En conclusión: las primeras series de Apple TV+ tienen una buena factura visual y repartos sólidos, producto de una fuerte inversión económica por parte del servicio. Sin embargo, son producciones poco arriesgadas que pueden ser un buen complemento para los clientes de Apple, pero no justifican una nueva subscripción. Como primer paso, es una selección conservadora y sin personalidad. A medida que el servicio incorpore nuevas series (pronto debutará “Servant”, de M. Night Shyamalan), veremos si mantiene esta tónica o si nos sorprende con una serie original verdaderamente imprescindible.


Toni de la Torre. Crítico de series de televisión. Trabaja en El Món de Rac 1, El Temps, Què fem, Ara Criatures, Sàpiens y Web Crític. Ha escrito libros sobre series de televisión. Profesor en la escuela de guión Showrunners BCN e le gusta dar conferencias sobre series. Destaca el Premi Bloc Catalunya, 2014.