Juliette Binoche es una actriz siempre motivadora, que no deja margen a dudas y demuestra que los cincuenta no son obstáculo ni barrera para ser protagonista en cine si lo vales. La hemos disfrutado en películas tan distintas como “El paciente inglés”,“Chocolat”,”Copia certificada” o “Nadie quiere la noche” de Isabel Coixet y siempre brilla a gran altura.    

Juliette Binoche

Sin embargo, hemos comprobado como en los últimos tiempos sus papeles se han endurecido. La hemos visto, liberando rabia, presa de personajes envueltos en turbios conflictos emocionales, ”High Life” o “Un sol radiante”, ambas de Claire Denis. Más recientemente en “Clara y Claire” encarna a una profesora, atormentada y acomplejada por la edad y las circunstancias, que entabla una relación por Internet, utilizando un falso perfil, con un joven fotógrafo y no se atreve a dar la cara ni a dar el paso para conocerle personalmente. 

Aunque un psiquiatra tendría mucho que decir, me parece ver un problema, más que de miedo de inseguridad detrás de esa actitud esquiva.

“Clara y Claire”

La película, que con este argumento puede recordar la timidez del Cyrano de Bergerac para afrontar el amor, nos lleva a pensar en las trampas que nos tiende una sociedad donde reinan cosméticos y cirugías. Dejar en el armario a la gente mayor no es ninguna solución y cumplir años no tiene porque ser un drama, digámoslo alto y claro.        

Por otro lado ¿quién puede despreciar la Binoche o pasar de largo de ella?, y no me refiero solamente a su físico. Este, es a mi juicio, seguramente el gran fallo de la película en su punto de partida. Porque ella, con su carisma y encanto personal nunca será invisible y puede cautivar a un hombre joven si le interesa. Por otro lado cabe preguntarse si hablamos de amor o de sexo.  

Sentirse a gusto con uno mismo, esa es la cuestión cuando se llega a ciertas edades

“Clara y Claire”

Esta película, con desenlace a lo Polansky, pone la alarma para avisarnos de que no hay peor rival que el que no existe y que es tan inútil como absurdo entrar en competencia con los jóvenes que nos rondan. No perdamos el tiempo en tonterías.      

Aprovechemos la ocasión si acaso para revisitar viejas películas siempre vigentes como “Eva al desnudo” pero no nos instalemos en odios y frustraciones. Dejémonos de inútiles batallas y trabajémonos más, no sólo en el gimnasio también intelectualmente. ¿Qué tal si cultivamos nuestro espíritu para que fluya lo que de verdad importa? Del cine siempre se aprende y más cuando actúa como un espejo.   

Conxita Casanovas
Periodista especializada en cine, trabaja en RTVE.  Acumula mucha experiencia. Ha recorrido los más importantes festivales y ganado importantes premios pero conserva la ilusión y la pasión del primer día. 
Dirige el programa VADECINE que suma ya 37 temporadas en antena en R4 (domingos de 14 a 15 ), espacio que tiene una versión en castellano en  R5  (sábados 11.35 de la mañana)para toda  España.
Actual Directora ademàs del BCN FILM FEST.